Posts Tagged ‘decisiones’

¿El pudor es un término religioso?

El lunes 17 de mayo el periódico El Gráfico de México publicó un artículo en el que se critica la actuación de los padres de familia de un grupo de cinco niñas de 8 años de edad, que participaron en un concurso de baile en California. Las niñas se ven en el video haciendo movimientos sugerentes y además con diminutas prendas de vestir.

Según el Gráfico el escándalo fue tal en Estados Unidos, que los padres incluso fueron entrevistados en la revista televisiva Good Morning America. Para los padres de familia no hay nada malo ni en el baile ni en la forma de vestir a sus hijas. Una colega periodista trajo al Facebook el tema y la polémica no se hizo esperar. Aquí les comparto la noticia y el video, por si lo quieren ver http://bit.ly/94JphC http://bit.ly/d3zgR9.

¿Es bueno o malo lo que hicieron los padres? Vaya usted a saber. A raíz de este tema, yo quiero traer al debate con ustedes la virtud del pudor. Es una virtud que se transmite a los hijos para preservarlos de visiones equivocadas de la sexualidad.

Para algunos el pudor es un prejuicio injustificado, que va en contra de lo natural y del que conviene librarse. En cambio para otros, el pudor es como la salvaguarda de la intimidad, la prueba de que la persona tiene intimidad y no una existencia meramente pública.

Es característico de las personas ser pudorosas, porque como dicen los filósofos llamados personalistas: “El cuerpo expresa a la persona en su ser concreto ontológico y existencial (…), expresa el “yo” humano personal, que construye desde dentro su percepción exterior”

Por ello en ocasiones el pudor se confunde con la vergüenza, porque al eliminarlo o violentarlo eliminamos una delgada barrera que toca lo más profundo de nuestro ser como personas. Para mí, alimentar esa delgada línea desde la infancia constituye una protección para el desarrollo sexual en la adolescencia y en la etapa de adultos.

Es como decía mi padre, “el noviazgo es una cosa muy seria, pero cuando tengan novia, recuerden que hay besos para las novias y hay otros que se guardan para la esposa”. Eso es lo que el pudor reserva para la intimidad, para el lugar más interno que pertenece a cada persona. Por ello, si en concursos como el que plantea El Gráfico, no se respeta esta virtud, es difícil que las distorsiones de la sexualidad no se manifiesten cuando se llega a la adolescencia o a la edad adulta. Se trata de poner límites, de generar el criterio y de ayudar a los hijos a que decidan qué es lo que conviene y qué no conviene.

“A mí me parece que criticar el atuendo se parece a la excusa que dan algunos de que hay violaciones porque las mujeres andan vestidas de forma provocativa”, dice Malcom Cartagena en un comentario en el Facebook de Mariana Belloso, una periodista de La Prensa Gráfica.

Y Ana Giralt, también periodista del Programa Sin Su Permiso de Canal 33, decía “Que bailen de esa manera (que por cierto, insisto es muy profesional para la edad que tienen) no significa que esas niñas no estén siendo criadas en un hogar moral y con valores… Y mucho menos significa, que esas niñas no serán mujeres de bien en un futro. Lo que significa es que son niñas que bailan precioso y que tienen dotes artísticas.

No pienso que las niñas estén siendo criadas en un hogar sin principios o sin moral y tampoco creo que sus padres sean malos y mucho menos ellas. Lo que pienso es que en la sociedad no se detecta qué hechos tan pequeños como esos pueden afectar la vida futura de las niñas. Todo en la vida tiene límites, así nos lo enseñan y así ocurre. ¿El pudor es un límite? ¿Es un término religioso? ¿El pudor les hace bien o les hace mal a nuestros hijos e hijas? ¿Qué opinan?

Anuncios