¿Quién nos enseña a ser padres?


¿Quién nos enseña a ser padres? Es una pregunta trillada, pero es verdadera, ¿quién nos enseña? Recuerdo que cuando Jimena mi hija menor, tenía 2 años empezó a llorar por las noches porque no se podía dormir y no quería quedarse en su cuna, quería dormir con nosotros y era un problema porque lloraba y lloraba y mi corazón de pollo se lo permitía, hasta que llegó un momento que todo lo quería resolver con el mismo tipo de llanto.

En ese momento nos preguntamos con mi esposa cómo hacíamos para ayudarle a encontrar la paz de dormir en su cama nuevamente. Recurrimos a los regaños a los llamados a la conciencia y no lo logramos. La ayuda llegó de un consejo de Ana María Carreras, Directora del Colegio donde trabajo y donde estudia mi hija. Nos facilitó un libro y nos explicó su propia experiencia. Con el contenido del libro y otras mejoras implementadas por nosotros en el camino, obtuvimos excelentes resultados.

Pero resulta que no siempre hay un libro a la mano para ayudarnos a ser padres, a educar a los hijos o a tomar decisiones correctas con ellos y a enseñarles a que ellos tomen también decisiones adecuadas. Por eso es importante que como padres busquemos la ayuda que necesitamos y sobre todo que estemos atentos al mundo que nuestros hijos viven y lo que les tocará enfrentar.

Porque lo de ayudar a Jimena a que duerma en paz en su cama, aunque nos demoró tres semanas, fue una tarea fácil en comparación con lo que nos espera. La influencia del Internet, la televisión, las redes sociales, lo malo que se confunde con lo bueno, estereotipos de artistas que se les presentan incluso en las caricaturas y en los programas juveniles que no coinciden con lo que yo quiero para ella. En fin, para dar todas estas “batallas” tenemos que estar preparados.

Para dar estas batallas, lo más importante como padres de familia, aparte de la “gracia de estado”, es que sepamos cuál es el mundo en que viven nuestros hijos. Hay un mundo de los adultos y uno paralelo en el que viven ellos, no está oculto pero tenemos que estar atentos para que nos dejen entrar. Ese mundo paralelo es el que tenemos que aprender a conocer, cómo es, qué se hace, qué significado tienen algunos hechos y cuál es el lenguaje que ocupan, pues tienen uno propio, basta ver su msn o su Facebook.

No sería una sorpresa si los hijos cuentan con dos perfiles en Facebook, uno en el que aceptan a los padres y otro en el que se muestran a sí mismos como son frente a sus amigos. Lo ideal es que nos acepten en sus perfiles, pero es más importante que nos cuenten en confidencia lo que hablan en sus propios espacios privados, como las conversaciones de pasillo, la plática con la novia o el pretendiente que les empieza a decir cosas bonitas.

Pero para que ellos nos cuenten en confidencia sus secretos y sus “chambres” cotidianos, el trabajo que tenemos como padres es arduo, se trata de confianza, de comunicación, de reglas claras, de valores, de enseñarles a tener criterio para poder elegir entre lo bueno y lo malo. Pero todo eso, ¿dónde lo aprendemos? La tarea está frente a nosotros y es urgentísimo que nos pongamos a estudiar, investigar y prepararnos.

Hoy en día esa tarea de ayudarlos es compartida entre el colegio, por decir una institución, y los padres de familia. Prepararnos para ayudarles pasa por leer, investigar, hablar con sus amigos, estar al tanto de las tendencias del mundo actual. Para todo ello ayuda el Internet y también existe la posibilidad de encontrar criterios, tips y consejos en revistas electrónicas, físicas e incluso en programas diseñados por profesionales tratando los temas que todos enfrentamos con nuestros hijos en sus diversas etapas. Para mí, una fortaleza del García Flamenco, es el Programa de Valores, pues he visto cómo nos facilita modelar los valores con mi hija, pero también estoy convencido que es necesario que le dedique más tiempo a leer a profesionales para estar preparado para ayudarla a tomar decisiones correctas y para que sea una persona de bien.

¿Quién nos enseña a ser padres? ¿Qué hacen ustedes para prepararse en esta ardua tarea que dura toda la vida y en la que se trabaja 24 horas al día los 365 días del año?

Anuncios

5 responses to this post.

  1. La verdad es que la vida misma te enseña a ser padre, es mas nunca se puede aprender completamente. Como decia Serrat “caminante no hay camino se hace camino al andar”. Es importante establecer una comunicacion eficaz y esto se logra tratando sinceramente de ver las cosas desde el punto de vista del proxijo. La realidad del joven de hoy en dia es mucho mas complicada que la de los jovenes de hace 20 años (que son los padres de hoy) y sus problemas son mas abrumadores. El padre de hoy debe involucrarse, empaparse en la realicad y establecer una empatia con el hijo y saber ver lo bueno de sus gustos e intereses y hacerselo ver. Pero igual se aprende con la experiencia. ¿ Libro? creo que me quedo con el clasico “como ganar amigos e influir en las personas”.
    http://vlankho.blogspot.com/

    Responder

    • Posted by Clara de Alfaro on 7 junio, 2010 at 2:53 PM

      Bueno, de su respuesta, de su libro, yo prefiero La Biblia!!!!! porque ahí encuentro bases sólidas de disciplina, los más altos valores, las claves para salir de momentos difíciles, las diferentes formas de mostrar nuestro amor, nuestra alegría y sin duda nuestra esperanza. Para mí ha sido y será siempre, un excelente manual!!!

      Ahora bien, si vamos a hablar de ¿quién nos enseña a ser padres?, mi experiencia como madre ha sido: mis hijas me han enseñado a serlo!!!! según sus demandas, he tenido que correr a buscar lecturas adecuadas, apoyo en gente mucho mayor que yo, pero sobre todo investigando con nuestras conversaciones madre e hija!!! ellas siempre en un momento determinado mostraban el punto principal del problema, miedos, tristezas, preocupaciones, etc.

      Que si bien es cierto su juventud es en un tiempo difícil, pero que tal mi juventud en medio de una sociedad en guerra, donde únicamente mis principios sólidos me mantuvieron siendo yo misma, donde nunca temí no irme a un lado o al otro, siempre fui fiel a mis propias convicciones, cristianas, por supuesto, así que la diferencia entre la generación de mis hijas y la mía en el lado positivo, la he vivido de esta forma: mis padres nunca se percataron de lo que yo estudiaba o necesitaba apoyo, su papel yo lo clasifico en un papel de padres proveedores, pendientes de todo lo material, nada más, y así eran todos los padres de mis amigas.

      Ahora es distinto, nuestros hijos demandan de nuestro apoyo para alcanzar las metas en los tiempos estipulados. Correr a comprar materiales, acompañarlos en sus desvelos, estar pendientes de su salud física y emocional, para evitar el estrés por ejemplo.

      En fin, yo pienso, que somos una generación de padres muy preocupados de nuestros hijos, o por lo menos es mi percepción. Ahora mantenemos conversaciones de alto contenido social, emocional, político, sentimental y espiritual con ellos, y nos sorprende observar que a la edad que tienen, pueden tomar decisiones y armar un plan de trabajo excelente para lograr cubrir sus metas. Muy a pesar de grandes sacrificios de su tiempo.

      En mi humilde percepción y opinión debemos estar tan cerca de nuestros hij@s, que esa comunicación nos facilite ser los excelentes padres que ellos necesitan tener. El amarlos y respetarlos, está demás mencionarlo, pero el estar en comunicación con ellos nos hace el camino más fácil. Eso nos va mostrando el sendero que debemos buscar.

      Además podríamos invertir menos en tecnología y más en salidas familiares, (aunque sea a comer pupusas) a sitios donde nos permitan mantener con ellos una cálida conversación, un tiempo agradable donde ambos: padres e hijos podamos compartir nuestros anhelos, nuestras metas, luchas y desanimos, a veces recibimos tanta riqueza de ellos, que vale la pena intentarlo, así como también ellos pueden vernos transparentes, no solo ellos tienen problemas!!!! Se los recomiendo!!!

      Responder

  2. Posted by Demar Campos on 4 junio, 2010 at 9:03 PM

    Como ser padres, nadie nos enseña!!! y de los libros solo nos dan pequeñas guías, pero como todos sabemos…. aprendemos por nuestro propio pellejo.
    Mi preocupación más grande es que clase de padre somos???? Nos hemos dedicado toda nuestra vida a darle a nuestros hijos lo que nosotros NUNCA tuvimos, algunas veces en ese esfuerzo no nos percatamos que lo que siempre tuvimos fue a nuestros padres cercas, ya que los trabajos no eran tan demandantes, ni con jornadas diarias de 12 horas. Eramos felices jugando escondelero, ladrón librado, futbol en la calle, esconde el anillo y comiendo pupusas!!!!
    Entonces quienes cambiaron???? Nuestros hijos o nosotros los padres??? En que momento perdimos el rumbo y nos alienamos con el consumismo, que muy bien se lo hemos enseñado a nuestros hijos y ellos ahora lo han perfeccionado hasta niveles inimaginables. Quienes somos los responsables del éxito de todas estas franquicias, marcas, actividades sociales, cable, Sky, Internet, Play Station, DVD, etc.???
    Nuestros hijos ya las encontraron porque alguién lo hizo posible, NUESTRA GENERACIÓN!!

    Valores, sí, nosotros los aprendimos en el colegio; pero en que momento se los enseñamos a nuestros hijos o mejor; se los ejemplificamos, si pasamos tan ocupados con nuestros negocios o empleos, clubes, etc. etc.

    Dale Carnegie dice: “Interesesé sinceramente por los demás”
    Los católicos decimos: “Familia que reza unida, permanece unida”
    Llevemos a Cristo al centro de nuestra familia y pidamos todos los días de su sabíduría para poder ayudar a nuestros hijos y hagamos de nuestras familias, nuestras residenciales-colonias, nuestra nación; el lugar en donde queremos Vivir con Paz y en Armonía.

    Amemos a nuestros hijos y corrijamosles cuando sea debido y de forma oportuna, la vida nos irá enseñando como lo hizó con nuestros padres.
    Bendiciones y Éxitos.

    Responder

  3. Posted by Claudia de Araujo on 5 junio, 2010 at 10:39 PM

    La verdad es que no es lo mismo leer un libro sobre Educacion de los hijos, como poner en práctica los consejos que nos brinda el libro. Yo recuerdo que leí muchos libros y aun hubieron unos en los que habían autoevaluaciones, lo que hice fue hacer que mis hijos me evaluaran, me interesaba saber como me veían ellos. Siempre he mantenido una comunicación fluída con ellos, es interesante cuando viene mi hijo y con que libertad me puede decir, mamá fui yo el que quebró el vidrio de la vecina, o, hoy me castigaron en el cole, porque rompí con las reglas, es alli donde empieza la comunicación para corregir. Los padres estamos para enseñar el camino y corregir a los hijos cuando se desvían. Es una tarea ardua, requiere de paciencia, sabiduría y dedicación. Pero es gratificante cuando nuestros hijos nos expresan su gratitud y respeto.

    Pienso que en nuestra biblioteca, nunca debe faltar una Biblia, pues este libro es el manual del fabricante. Dios nos creó y fue en la Biblia donde nos dejó las instrucciones de como funcionamos, alli encontramos muchos consejos que a la larga nos pueden hacer padres exitosos.

    No nos cansemos de instruir a nuestros hijos, el sabio Salomón dijo: Instruye al niño en su camino, que aún cuando fuere viejo no se apartará de él. Sigamos adelante, padres garciístas, que pronto veremos el fruto de nuestros esfuerzos.

    Claudia de Araujo

    Responder

  4. Posted by Mirna de Escobar on 6 junio, 2010 at 3:30 PM

    En efecto no existen escuelas para formar padres y es la niñez la base para formar caracter. Es importante que los padres leamos e investiguemos para guiar correctamente a nuestros hijoa.

    Mirna de Escobar

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: